Uncategorized

Historias Furtivas Blog

Después de todo lo que había creado, el aprendiz cayó dormido como un tronco y despertó al día siguiente, un tanto mareado y con dolor de cabeza. Recordó que mientras su Maestro dormía, él había creado un espacio entre los espacios y un tiempo entre los tiempos. ―Me gustaría poder opinar sobre tu Ópera prima, […]

a través de Un espacio entre los espacios — Historias Furtivas

Deja un comentario