amargado

Mi principal razón de vivir es la misma que la tuya, así que no somos distintos, ¿no crees? Somos iguales, aunque te duela aceptarlo

Me gusta este título. ¿Sabes por qué? Porque tú y yo no somos distintos en nada. Es cierto, lo admito, que no somos quizás de la misma raza, o la misma estatura, edad, peso, religión, género y todas esas cosas que nos identifican y en muchas ocasiones nos separan del Read More